miércoles, 28 de diciembre de 2016

DIFICULTADES PEATONALES III : FELICITACIÓN


¡Toma, toma y toma!- diría uno que yo me sé cuando las cosas ruedan como él quiere.

Y es que ayer, cuando me dirigí hacia La Podada desde mi casa, me encontré con que habían comenzado a reparar la acera izquierda  de  la Avda. Fernando Villabella, de la cual me había hecho eco en mis artículos anteriores sobre dificultades peatonales por su estado irregular.

Hoy me ha tocado volver a transitar por ella mientras llevaba a mi nieta al cole y me he dado cuenta que ya llevan la mitad arreglada o, al menos, con las baldosas bien adheridas al mortero sobre el que se asientan. Me imagino que será cosa de un día o dos más o menos cuando me pueda permitir el lujo de caminar por ella sin tener que preocuparme, cuando llueva, de la mojadura en los zapatos, calcetines y pantalones.

De verdad, permítanme felicitar a quien corresponda por la obra que están realizando, de la misma forma que, si tengo que criticar otras acciones, también lo hago, aunque luego, si viene al caso, tenga que dar marcha atrás si las explicaciones así me lo hacen ver. No obstante, tanto para felicitar como para criticar, uno debe estar siempre preparado para todo, incluso para que uno tenga que poner la otra mejilla de forma figurada si mete la pata. Ya sabemos que nada se hace a gusto de todos.

¡Ah!, no me olvido de los pasos de peatones, puesto que hoy he vuelto a padecer la ausencia de uno de ellos en un punto crítico de la villa. Y es que los miércoles el recorrido con mi nieta es otro debido al mercado. Pero los dejo para otro artículo. Cada cosa a su tiempo y un tiempo para cada cosa.

Sigan de fiestas, disfrutando y sin perder nunca la sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada